·

08 abril, 2010

POEMA



Uno, dos y tres
venga... vamos, riete,
que tu boca de niña
el aire quiere coger.

Uno, dos y tres
que si... vamos riete,
que la sal y la hierba
te traerán un clavel.
Uno, dos y tres...
riete.


He de reconocer que no es mio. Es un regalo que me hizo alguien que me quiere mucho.

3 comentarios:

  1. Mi querida Cefe: Son unos encantadores versos llenos de inocencia y ternura. Me han encantado.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  2. Si son dulces tus palabras y sabias, riamonos para estar cada día mejor.

    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena. Es un lujo tener alguien que te quiera así.

    Saludos.

    ResponderEliminar